Informe sobre la enseñanza bilingüe en Andalucía

Un reciente informe sobre la enseñanza bilingüe en Andalucía concluye que los programas bilingües potencian el aprendizaje del inglés y de la lengua española en la producción escrita, y no afectan al aprendizaje de las otras materias que se imparten en inglés (las áreas no lingüísticas o ANL). Además, tienden a reducir las diferencias entre estudiantes de distintos niveles socioeconómicos. Esto último, que afianza las conclusiones de un informe sobre la enseñanza bilingüe en Madrid, es especialmente interesante. Una de las críticas que más se han repetido es precisamente que los programas bilingües benefician a los alumnos de niveles socioeconómicos altos a costa de los de niveles más bajos.

El ‘Informe de gestión, competencias y organización sobre la educación bilingüe en Andalucía’, fue elaborado por el profesor Francisco Lorenzo, del Departamento de Filología y Traducción de la Universidad Pablo de Olavide, con el apoyo de la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

El estudio se basó en un marco muestral superior a los 4000 sujetos, y por tanto bastante representativo. Para comparar el nivel de los alumnos en los centros bilingües y no bilingües, se utilizó los resultados de las pruebas de diagnóstico de Educación Primaria y Secundaria.

El estudio afirma que “los alumnos de centros bilingües obtienen mejores resultados en destrezas escritas en su primera lengua, el español, lo que confirma, mediante el principio de interdependencia lingüística, que en situaciones bilingües las lenguas se consolidan mutuamente mediante la activación de procesos de adquisición comunes”.

En cuanto al nivel del inglés, en 4º ESO casi 70% de los alumnos en centros bilingües tienen un nivel B1/B2, mientras que el porcentaje equivalente en los centros no bilingües es de solo 50%.

En el caso de las ANL, los resultados globales fueron parecidos entre los dos tipos de centros. Sin embargo, en los centros bilingües las diferencias entre alumnos de distintos niveles socioeconómicos eran notablemente inferiores a las que había en los centros no bilingües. Hay varias maneras de interpretar este dato, y puede ser el resultado de una combinación de efectos. Si tienes alguna teoría, por favor compártela en los comentarios.

Para acceder al estudio completo, que es bastante extenso, consulta este enlace.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *